Qué es el Camino Kaizen

“La verdad siempre se halla en la simplicidad y no en la multiplicidad y confusión de las cosas”
Isaac Newton

El Kaizen, como antes te he explicado, se basa en realizar los pasos más pequeños posibles enfocados siempre al logro de un objetivo, el que sea, y da igual lo grande que sea ese objetivo.

El Camino Kaizen consiste en 12 pequeños y simples pasos. Son así para lograr tranquilidad y seguridad, evitando que la amígdala se active y aparezca el miedo/pánico (que es lo que hace que los propósitos de año nuevo fracasen).

La amígdala es como un perro guardián que tenemos siempre preparado para protegernos de aquello “potencialmente peligroso o estresante”. Y algo estresante suele ser el proponernos hacer un GRAN cambio, de golpe. Esto hace que se active y nos alerte de un posible peligro. Ante esta alerta lo que ocurre es que nos paralizamos y acabamos por no hacer nada (te suena la frase que empieza por “a partir de mañana haré…”). Todo lo que nos cueste fuerza de voluntad hacerlo, y sea nuevo y grande, tiene los días contados. Porque habrá algún día en el que no tendremos la energía suficiente para poner en marcha la fuerza de voluntad, y empezaremos a dejar de hacerlo. Para lograr grandes cambios, hemos de pasar de puntillas al lado del perro guardián para no despertarlo. Y eso lo conseguimos con pasos tan pequeños que el único esfuerzo que hagamos sea el acordarnos de darlos.

Los pasos son ejercicios o tareas o cosas a hacer muy sencillas, que generan cambios sutiles a nivel inconsciente, y que sólo se pueden comprender en conjunto. A veces no tendrán un sentido claro para tu mente consciente y racional (aquí entran la confianza y el compromiso comentados anteriormente). Algunos son de comportamiento, otros de alimentación, otros de escritura, otros de palabra, otros de movimiento, otros de atención, etc. Son el fruto de más de tres años de observación y estudio, tanto en la consulta y como en mi entorno. Y seguro que seguiré haciendo nuevos, basándome en las diferentes necesidades que encuentre en vosotros.

Así pues, los 12 pasos del Camino Kaizen tienen todos los componentes del éxito terapéutico. Contacto: semanal y constante durante todo el proceso. Atención: a parte de los pasos personalizados, habrá un paso a realizar durante el programa enfocado específicamente a estimular la atención plena (y otros efectos positivos añadidos). Compromiso: por escrito y por ambas partes. Confianza: yo confío en ti, en que si lo has imaginado, puedes lograrlo; en que tu vida está en tus manos. Si dudas, no empieces. Si has elegido empezar, confía en ti y suelta las dudas a la entrada. Pasos Pequeños (Kaizen): todos los pasos son “Stress Free” (Libres de Estrés).

Aquí comienza tu Camino Kaizen.

¿Cómo será el proceso?

Tendremos una primera sesión de 30 minutos por teléfono para la toma de contacto, en la que leeremos y firmaremos el contrato de confianza (que te habré enviado por email), te resolveré las dudas que tengas y nos comprometeremos a hacer este camino juntos.

Te entregaré un cuestionario en el que, entre otras preguntas que te haré para conocerte lo mejor posible y cubrir tus necesidades durante el proceso, me explicarás cuál es tu objetivo para el Camino Kaizen.

Rellenarás el cuestionario y me lo devolverás por email.

Ese cuestionario, que estudiaré con gran detenimiento, me servirá para prepararte los pasos personalizados que irás dando durante el Camino Kaizen. Así pues, la siguiente semana a nuestro primer encuentro, te enviaré tu primer paso (y te explicaré para qué sirve), también el paso constante que harás durante todo el proceso, y tu insignia plateada (con tu nombre) que da comienzo al proceso.

Cada semana tendremos contacto vía teléfono o Whatsapp durante 15 minutos, para que me digas cómo te sientes y resolver aquello que necesites, y te haré entrega del paso a hacer durante los siguientes 7 días.

Así durante 12 semanas (12 pasos).

Nuestra última sesión, de 30 minutos, será para hacer una puesta en común de todo lo aprendido y logrado, así como para celebrar la constancia, el compromiso y la confianza que has demostrado tener formando parte del Camino Kaizen (en el que seguirás mejorando y siempre podrás apoyarte a lo largo de tu vida). Ah, y para entregarte la insignia dorada que demuestra y te recuerda que ya formas parte de la familia Kaizen :).